Entrevistas

A Luis de La Rosa Obregón…

Lo marcaron ciertas caricaturas

Por Rossana Azuero

Hablamos con Luis de La Rosa Obregón, quien se estrena en el mundo del doblaje como animador, de la Serie Animada My Little Pony, la Magia de la Amistad.

Luis nos cuenta que para él es una suerte haber podido participar en la película dado que es un fan declarado de los dibujos animados, algo que le ha gustado siempre y concretamente de la serie My Little Pony.

Él nos confiesa que “la experiencia ha sido maravillosa, mejor imposible y más que emocionado lo estuve presumiendo con todo el mundo, mi propia familia y mis sobrinos que estaban encantados de saber que era parte de este proyecto tan bonito”.

A pesar de haberse sentido cómodo, admite que la tarea no ha sido fácil pues la pantalla impone, “pero todo salió bien, y me tocó un equipo muy talentoso”.

Además, añade.

“La otra razón por la que yo me quería involucrar en esto de la animación fue porque de niño cuando veía algo me metía como en los zapatos de las personas que lo hacían, y me preguntaba al tiempo como se debía sentir al ser parte de un proyecto que logra marcar la infancia de alguien más. Eso fue lo que más me animó, que más adelante, en unos años, ese niño que vio la película crezca y tenga, como yo, ese recuerdo que a mí también me marcó de ciertas caricaturas. En mi caso, que soy de los 90s, me tocó ver los pica piedras y si te das cuenta ahora los están repitiendo, ese es un legado”.

De los personajes, el que más le llamo la atención a de La Rosa fue el de la malvada.

“Es que veo muy divertido ponerse en la piel de un personaje villano, tener esa actitud de sacar la voz un poco más grave y proyectarse, son esos retos que en lo personal me gustan mucho”.

 

My Little Pony tiene un mensaje claro y es el valor de la amistad. En esta ocasión es el grupo que deberá unir fuerzas para vencer a los malvados que amenazan la seguridad de Ponyville, y en el camino harán nuevos amigos.

“Como te das cuenta es apta para toda la familia y todo el mundo debería verla, no sólo los pequeños de la casa. A los niños les enseñan valores muy importantes en la vida, como la importancia de la amistad, pero también los adultos pueden sacar algunas cosas en claro”.

Luis de la Rosa Obregón, finalmente confiesa que la carrera de arquitectura la dejó por amor al arte.

“La verdad es que yo entré a estudiar para ser arquitecto, porque a mí me decían que al seguir la carrera de animación de eso no podría vivir en la vida, pero era como mi sueño imposible por así decirlo, y más siendo mexicano. Entonces viví con esa frustración hasta que un día dije: hasta aquí llego yo, esto es lo mío, es lo que me ha perseguido siempre y busqué una beca para estudiar en Vancouver, Canadá. Ahora me siento feliz pues nosotros lo que hacemos es darles vida a dibujos y eso es fascinante, porque hacer que ese dibujo se convierta en un personaje y la gente lo vea así, es literalmente la magia. Por eso uno de mis sueños futuros es poder hacer una producción personal, no solo animar personajes sino crear una historia dentro de un mundo ficticio. Yo he podio trabajar en varias producciones de otras personas y he aprendido de ellos muchísimo y quiero plasmar esos conocimientos”.

 

This site is protected by WP-CopyRightPro