Actores

Gustavo Egelhaaf

“Esta fue mi venganza”

Por Rossana Azuero

“Hasta que la boda nos separe” es una comedia dirigida por Santiago Limón y está protagonizada por Gustavo Egelhaff y Diana Bovio. La historia gira en torno a Daniel (Egelhaaf) y María (Bovio) quienes están planeando su boda. Ellos quieren una boda en la playa con sus amigos; pero la familia tiene en mente una ceremonia tradicional. ¿Qué sucede si queriendo complacer a todos deciden hacer dos bodas? Podría funcionar, pero el problema es que se empalman los eventos y ahí comienza el caos, pero también la diversión.

Para el protagonista Gustavo Egelhaaf, lo que más le ha llamado la atención, por encima de todo aquello que ya ha protagonizado con anterioridad, es que es un guión diferente.

“Se trata de hacer reír a las personas desde otro lugar. Es como un falso documental en el que buscan documentar todo lo que pasa en nuestra boda. Tiene un tono totalmente distinto tipo The Office o Modern Family, en el que muestras reacciones a cámara. Es un reto distinto como actor y me llamó mucho la atención el proyecto. La verdad es que me hizo muy feliz obtener el personaje y ser parte de esta gran película que quiero tanto, le fue tan bien en taquilla en México que ya se está trabajando en las secuelas”.

 

Hablando del matrimonio, ¿crees en él y en realizar una boda como la que vemos en el film?

“Sí creo en la unión de dos personas, pero creo que el matrimonio tiene que ver más con un estado mental que con un papel. Yo creo que el matrimonio es el compromiso entre dos personas que prometen amarse, respetarse, y apapacharse, toda la vida, cosa que me parece increíble y en eso sí creo. El matrimonio en el lado estructural no tanto, creo que solo es un trámite. Creo que el matrimonio realmente está en el compromiso que cada quien tiene con su pareja. Respecto a la boda, cualquier boda es perfecta cuando estás enamorado, cada quien puede hacerla como quiere, el chiste es pasarla bien y celebrar el amor”.

Lo que si nos asegura el actor es que interpretar a Daniel le fue muy divertido

“Es uno de mis personajes favoritos. Me puse a leer el texto para saber quién era Daniel y como se comportaba, la postura del hombre en la boda tradicional mexicana es muy clara y el simplemente, se hace a un lado. Como la novia es la que tiene la prioridad, lo abordé un poco desde ese lugar, un poco como una víctima de las circunstancias y que solamente va reaccionando a lo que le proponen, ya que trata de dar lo mejor de sí mismo porque es un novio muy enamorado”.

 

Siempre en una filmación se tienen anécdotas que se recuerdan mucho, cual ha sido una en especial para ti.

“Que hacía muchísimo calor, y andar con traje no estaba tan padre. En la boda, la primera que organizaron, tenía que haber una fiesta muy muy real para que la cámara pudiera captar estos momentos, entonces recuerdo que todos entrábamos en el modo fiesta y empezábamos a bailar, gritar, tomar y le era imposible cortar, el director literal gritaba “corten” pero la gente seguía enfiestada, se tuvo que meter a la escena y agarrar la cámara para decirnos: “ya dije ¡corten!”, estuvo increíble”.

En cuanto a su personaje nos explica que fue lo que más le gusta de Daniel y que no.

“Me gustó que es un chavo súper noble, humilde y enamorado. Que realmente tiene convicciones y que tiene muy claro en la mente que es lo que quiere hacer en esta situación. Sabe que quiere casarse, que ama mucho a su novia, y que va a dar todo lo posible con tal de lograrlo. Y le aprendí mucho la paciencia y la tolerancia que maneja.

Lo que no me gustó es que llega demasiado lejos con su paciencia y tolerancia y cae en la tontería, en que la gente le puede hacer daño. Daniel se vuelve un personaje muy vulnerable en ese sentido y creo que necesita confrontar más para no dejarse, pero tiene su momento en la película en donde dice, hasta aquí. Eso lo disfruté muchísimo”.

Cuál fue tu conexión con Diana Bovio antes de protagonizar esta película.

“Diana Bovio es una de mis personas favoritas en el mundo. La adoro, me parece una excelente actriz y ya habíamos trabajado en una obra de teatro en donde curiosamente éramos novios y nos íbamos a casar, pero al final ella me dejaba en el altar. Entonces esta fue mi venganza porque aquí si me caso con ella. Diana es una gran amiga mía y desde la audición, cuando nos vimos, nos abrazamos y dijimos: esto tiene que ser nuestro. Yo le tengo mucha confianza y creo que eso se refleja en muchas escenas”.

Sobre su experiencia de trabajar con Santiago Limón, Gustavo nos afirma que fue increíble por ser un director muy sereno y muy creativo, y agrega; “me parece un pequeño genio. La verdad le tengo mucha admiración, me encantaría trabajar todas las veces posibles. Es muy pacífico, te deja proponer, te invita a crear al personaje junto con él, es un gran guía, y me siento muy orgulloso de poder llamarlo mi amigo”.

¿Qué consejos has seguido para poder diferenciar y ponerte en la piel de tus personajes?

“La verdad mi premisa, por así decirlo, es que necesito encontrar el lugar en el estómago en donde le suceden las cosas al personaje al momento de leer el texto. Si leo sus frases, necesito entender claramente quien es esta persona, para poder decirlas con verdad. Creo que, por decirlo así, mi proceso tiene mucho que ver con estudiar mucho, soy muy nerd y me encanta mi trabajo, entonces busco crear un personaje muy completo con toda la información posible, para que a la hora de estar en escena poder reaccionar como lo haría el personaje. Creo que el mejor consejo que he obtenido es siempre seguir tu instinto desde el personaje y no crear juicios de tu personaje, pero siempre confiar en él”.

¿Por qué no se pueden perder “Hasta que La Boda Nos Separe”?

” Por qué es una gran película y la van a pasar increíble. Es una película para reír, para relajarse, no intentamos hacer una película que ganara premios, o de arte, la perfección del film se basa en que su única intención es entretener y lo consiguió. La van a pasar muy bien, se los aseguro, ya que después de verla te deja una sonrisa en la cara y me parece el mejor logro, además no se la pueden perder porque se van a ver reflejados a ustedes mismos, a sus tíos, a sus primos, a toda su familia, en una verdadera boda como un latinoamericano la haría”.

“Hasta que La Boda Nos Separe”. Por Pantaya.

 

This site is protected by WP-CopyRightPro