Actrices

Adriana Barraza

 

“Me siento muy orgullosa, muy agradecida y honrada”

Por Rossana Azuero

Han pasado 50 años de carrera como actriz, y a Adriana Barraza la vemos interpretar en la pantalla chica y grande una variedad de papeles en obras de teatro a lo largo de los años, eso tiene que ver con la calidad magistral con que hace su trabajo a la perfección, lo que la lleva a ser homenajeada por dos aclamados festivales internacionales.

“Me siento muy orgullosa, muy agradecida y honrada de que un Festival de cine y un Festival de teatro, los dos tan importantes, me distingan a mí y me den ese honor con la Cruz de Plata y la Medalla de la Filmoteca de la UNAM. Todo esto durante el prestigioso Festival Internacional de Cine Guanajuato (GIFF) que celebra su 25o aniversario, y el Festival Internacional de Teatro Hispano de Miami, con el Premio a Una Vida de Dedicación a las Artes Escénicas. Por eso estoy muy contenta”, asegura Adriana.

Su trayectoria incluye nominaciones al Óscar, a los Globos de Oro y a los SAG Awards por su actuación en Babel, dirigida por Alejandro González Iñárritu, con la cual se convirtió en una de las únicas 6 actrices mexicanas en recibir una nominación al Premio Oscar como Mejor Actriz de Reparto, lo que encumbró a la maestra Barraza llevándola a una gran reflexión.

“Son un cumulo de recuerdos, claro, debido a la nominación al Premio Oscar, a partir de ese momento yo pude hacer una carrera como actriz puesto que ya tenía una carrera detrás de cámaras como directora, como maestra, pero como actriz era muy poquito lo que yo hacía, asi que esta nominación me llevó a regresar a lo que más amo, que es actuar. A todos mis personajes, no importa si son grandes o pequeños, en Babel, aunque fue bien trágico el personaje, me divertí mucho. En Bingo Hell me reí tanto haciendo de esa abuelita con su escopeta, me encantó haber trabajado en “Cake” con Jennifer Aniston, que la admiraba yo tanto, y también fue lindo haber podido hacer mi teatro en Toluca. A todos los amo, pero la segunda temporada de la serie Penny Dreadfu, fue un trabajo muy complicado y que me satisfizo mucho porque era en inglés, y yo tratando de tener un acento lo más perfecto posible. Trabajar con John Logan, un gran creador, de los que más he admirado, y con un elenco espectacular, no por eso dejo de sentir que un cortometraje como “El Tesoro”, que se estrenara pronto, me dejó el corazón partido sobre todo la escena con mi hijo donde me cuenta una situación muy dura”.

Y asegura.

“Lo que puedo sacar, digamos en resumen de estos 50 años, es la comprobación de que nada se llega a lograr si no es con muchísimo trabajo, disciplina, y sin perder tu pasión por lo que quieres. Ni modo, también cuando tienes que poner rodilla en tierra la pones, te levantas, te las sacudes, y a seguir caminando porque no hay de otra. Esas son digamos las únicas certezas que yo tengo y que me van a sustentar hasta el día en que yo muera”.

Con la misma pasión que cuenta sus grandes logros como gran actriz, Adriana de la misma forma habla para finalizar de su segunda mitad, su esposo el argentino Arnaldo Pipke, también actor.

“Mi esposo está muy orgulloso y estamos muy felices porque justo este 21 de julio es su cumpleaños y estaremos celebrándolo en Guanajuato. Siempre estoy muy agradecida por todo el apoyo incondicional que recibo de él porque no hay nada más hermoso que tu pareja celebre tus triunfos, plenamente, y de corazón”.

Puede tener una actriz mayor alegría de no solo haberse ganado por parte de la crítica un cariño especial, si no de su público y sus alumnos por ser una actriz sencilla y adorable. Ella ha educado y modelado a cientos de jóvenes estudiantes en su escuela de actuación Adriana Barraza Acting Studio, ubicada en Miami, “asi que sus triunfos están más que merecidos maestra Barraza”.

Fotos cortesía de Héctor Kerka.