Entrevistas

Carmen Jara

“La vida hay que vivirla al máximo”

Por Rossana Azuero

Carmen Jara, La Campeona” como se le llama cariñosamente, agradece a todos sus seguidores regalándoles su nuevo tema, “La vida es como una Baraja”, del compositor Jerry Demara, una canción que nos muestra que la vida se puede ir en un suspiro.

“Si es un gran tema de mi compadre Jerry, un ser espectacular que desafortunadamente ya no está con nosotros. El murió hace casi tres años, fue muy buen cantautor, y es más, la grabó antes de morir. “Yo me enamoré” el video musical, grabado en Mexicali. Baja California, México, y producido por Heriberto Cárdenas y Martin Ayala, es de la historia de lo que dice la letra, que la vida hay que vivirla al máximo y amar a los que tenemos a nuestro alrededor. Mi compadre tenía 42 años y le llegó a componer a Thalía, Alejandra Guzmán, Paulina Rubio y Gerardo Ortiz, muy famoso en el regional mexicano. Yo empecé a grabar este tema y Martin Ayala, mi pareja, hizo la guía. Este dueto iba a hacerlo con otro artista y nos pusimos a escucharla en el estudio, pero mi mamá y la suegra de Martin nos dijeron; ustedes son los que la tienen que grabar. Quedó con tanto filing que decidimos sacarla de promoción juntos”.

En la antesala de la popularidad Carmen Jara nos cuenta como ha sido el cumplir 39 años de trayectoria artística.

“Ha sido todo mi caminar desde que estaba haciendo los pinitos cuando estaba chiquilla y me fui a los 16 años a la ciudad de México, comenzando de cero, cantando en el metro o en el lobby bar de los hoteles. Pasé por muchas privaciones lejos de mi familia, de hecho, me gustaría hacer una serie en donde pueda hablar de todo lo que es motivación para otras personas que quieran iniciar en esta carrera tan dura y difícil, para que vean que esto no es miel sobre hojuelas, que realmente los que nos quedamos y somos permanentes durante tanto tiempo es porque realmente amamos lo que hacemos.

Después me fui a Tijuana, ahí tenemos casa desde hace treinta años, luego nos cruzamos a los Ángeles trabajando con una banda sinaloense, ahí le pedían casettes y discos a mi mamá, pero yo no tenía nada. Tuve la oportunidad de hacer mi primer disco que se tituló “Herencia”, es cuando me llaman de Fonovisa siendo un cambio en mi vida y en mi carrera pues me empezaron a tocar mucho en la radio, después con mi segundo y tercer álbum con un apoyo total de la casa disquera más importante en lo regional.

Te puedo decir que hoy me siento bendecida, contenta, complacida y lo que me encanta es que yo he logrado hacer una gran familia con mi público donde voy, por eso estoy muy emocionada de poder llegar a cumplir todos estos años. Realmente que es una gran bendición”.