La Universidad del Exito

Cerebro a la obra…

Por Dany Rutois

 

Hoy voy a compartir una columna que escribí hace muchos años, y al final hare una actualización.

Uno de ustedes me sugirió por facebook que hable de este tema y me comento que cuando era pequeño su padre siempre le decía “manos a la obra” y su pregunta fue: Daniel, no hubiese sido mejor que mi padre me hubiese dicho: “cerebro a la obra”

Analizando su comentario, me doy cuenta que sin duda hubiese sido más apropiado el mensaje al subconsciente, si le hubiese dicho, cerebro a la obra, porque cuando usamos ese dicho conocido, de manos a la obra, enviamos el mensaje que el trabajo se hace con las manos y en realidad se debe hacer con la mente, si deseamos superarnos y no vivir de nuestro trabajo físico, que en la mayoría de las profesiones que lo requiere, la remuneración no es la que merecemos o deseamos.

Si a partir de hoy y sin importar a que se dedique, comienza a usar más el cerebro que las manos, conseguirá cambiar su futuro financiero.

Hace unos meses, escribí mi columna semanal titulada: ¿Qué es más difícil? ¿Criar bien a un hijo o ganar suficiente dinero para vivir como se merece?

En la que contaba que uno de mis hijos había traído una mala nota, al día siguiente que salió la columna, mi hijo me reclamo y se enojo porque hice publico su “error”, hoy volveré a hacer pública otra de sus realidades, para que vea que no discrimino cuando escribo, así como cuento lo malo, también cuento lo bueno.

Ese mismo niño que tiene 10 años, gano este mes más de $1500,00 DOLARES, poniendo su cerebro a la obra, en vez de poner sus manos a la obra e ir a trabajar a Mc Donalds, o limpiando autos / carros, o estando parado seis horas en un supermercado poniendo mercadería en una bolsa, etc.

Se está preguntando ¿como gano ese dinero? Yo le di la idea y el la llevo a la práctica. Le dije que compre electrodomésticos usados en el internet, y que yo se los compraba a un 25% más para usarlos en propiedades que estoy remodelando para vender, no solo hizo esto, sino que está comprando refrigeradoras a US$100,00 y las vende a $400,00 o lavadoras de platos que compra a $50,00 y vender a $175,00 o gabinetes de cocina que compro en $400,00 y vendió en $1200,00 y podría darle más ejemplos pero estos son suficientes para que reciba el mensaje y la idea. ¿Puede un niño de 10 años ganar en un día más dinero que un adulto? Lógico que si, ¡porque el dinero no discrimina…!

Fíjese la diferencia entre poner el cerebro o las manos a la obra, motive a sus hijos, sobrinos o nietos a hacer lo mismo y le estará dando la oportunidad de un futuro brillante y sin límites. Esta educación a mi entender es más importante que la misma escuela; una vez más le recuerdo que somos responsables del futuro de nuestros seres queridos.

La fortuna no discrimina; ¡si no sabe leer, escribir, o vive en la pobreza extrema, puede salir de esa realidad entendiendo que si se puede!, ¡con solo tener el desea real de superación, dejando las excusas de lado y comenzando a hacer cosas diferentes a las que viene haciendo, por lo que vera los resultados muy pronto!

Hoy, año 2017, le doy una actualización de ese niño de 10 años de nombre Gabriel y uno de mis tres hijos, que ya tiene 15 años y está a cargo de la venta de un edificio en Cancún México, donde a su corta edad, ¡es el vendedor con más departamentos vendidos! durante el 2017 lleva ganado tanto dinero que no me parece apropiado dar detalles.

Hoy marzo 2020, gabriel está trabajando en una aplicación que le podría competir a YouTube, las posibilidades de éxito en este emprendimiento son muy bajas y la inversión alta, pero aun si no resulta su idea, lo que importa es el camino y no el resultado, ¡porque caminando tarde o temprano se llega a la meta!

La moraleja y el mensaje es el de siempre, ¡SI SE PUEDE!, ¡cuando las ganas superan a las excusas!

¡Hasta la próxima semana!