Entrevistas

Diana Burco

Dejando algo eterno

 

Por Rossana Azuero

La colombiana Diana Burco, que, aunque en todos sus conciertos ha recogido el cariño y entrega de su público, admite que esta muy emocionada en su encuentro con su primer tour de conciertos aquí en los Estados Unidos y el Kravis Center, en West Palm Beach, es el escenario que la recibe el viernes 18 de marzo a las 7:30pm.

“Tengo muchísimas ganas de compartir todo lo que he venido haciendo por tantos años a través de un instrumento tan hermoso como es el acordeón, y me llena también de mucha felicidad el estar escribiendo esta nueva historia en una música tan importante como lo ha sido la cumbia dentro de Colombia y Latinoamérica. También hay música más tradicional, como el vallenato y todo lo que pasa en el caribe, para lograr de esta manera conectarme con más corazones, con los colombianos que andan por estas tierras y los que viven aquí”.

Nominada dos veces al Grammy Latino, el más reciente en el 2021 por “Río Abajo” como Mejor Álbum Tropical Contemporáneo, y su LP debut “Diana Burco”, que fue nominado en el 2018 como Mejor Álbum Vallenato/Cumbia, convirtiéndose así en la primera mujer nominada a lo que se considera la música indígena más importante de Colombia.

Y, sin embargo, no existe una artista más sencilla.

“Mira, estos premios son como todo un honor porque ellos premian la excelencia artística, premian toda la calidad musical, y es como el reflejo de todo ese amor, ese respeto que yo le he tenido a la tradición de ese folklor que ha tenido este país maravilloso con tanta diversidad. Pero también el poder compartir con tantos artistas que llevan mucho más tiempo que uno, y verse como en ese mismo escalón es maravilloso. De hecho, al haber estado con Gloria Estefan, todo un icono de la música, ahí es donde te das cuenta que estas yendo por el camino correcto”.

Poseída por el don musical, desde muy pequeña Diana comenzó a proyectar su sensibilidad por ese gran instrumento, el acordeón.

“Tendría unos 6 años, pero a los 12 quería algo como más colombiano, de lo que escuchaba usualmente en las fiestas, en los cumpleaños, o en las navidades. Es como lo que nos pasa a todos los latinos con todas esas canciones a las que llamo “mágicas”, esas con las que bailamos mucho, asi que crecí escuchando eso por mi papá Tomas y donde el acordeón era como muy protagonista. Dándome cuenta de que veíamos pocas mujeres que lo tocaban, por eso dije, yo quiero tocarlo, y claro, fueron muy importante los lugares a los que comencé a ir, viajando a esos pueblos en donde esta música nació. En mi caso, ya que soy de Bucaramanga, Santander, por eso entendí que no solo era la música sino sus instrumentos, su forma de hablar y su gastronomía”.

Y confiesa la acordeonista.

“La primera vez que pisé un escenario fue en Bucaramanga en donde estaban en feria, y mi mamá le pidió a un gran cantante vallenato, que se llama Iván Villazón, que me dejara tocar, vaya sorpresa porque le dijo: sí, claro, yo la subo. Fue fuerte cuando me subí con mi acordeón ya que había mucha gente y sentí muchos nervios”.

Pero a Diana también le ha traído muchas satisfacciones su faceta de compositora.

“Empezar a componer fue toda una forma de salir de una frustración que tenía, pues cuando comencé a tocar el acordeón todo fue muy lindo al conocerlo, pero ahí también me encontré con toda esa batalla en que vivimos por ese machismo en muchos géneros, y llegué a sentirme como opacada. Afortunadamente al conocer a una mujer maravillosa, que es Rita Fernández Padilla gran compositora y juglar de la música vallenata, me dio la luz para componer y escribir mi historia. Eso fue como plasmar mi sentir de adolescente, de su buen corazón partido, y asi salen canciones muy lindas como “Juan” donde le canto a un Don Juan, el que a todas nos ha pasado al enamorarnos del chico que todo el mundo se enamora. Ahí empiezo y en cada canción que escribo siento que hay una forma de liberarme dejando algo eterno de lo que escribes y grabas, es un mar de emociones y una alegría total cada vez que se hace una canción”.

Foto por: José Cardona

Diana Burco deleitará a todos sus seguidores con cada una de sus canciones, así que, si te gusta la buena música, no debes faltar porque será una noche muy especial. Los boletos ya están disponibles para comprar en línea en kravis.org o por teléfono al 561.832.7469.