Entrevistas

Edgar Ramírez – Miguel Arteta

La película cuenta con múltiples mensajes

 

Por Rossana Azuero

“Yes Day” es una divertida y animada película original de Netflix que está dirigida por Miguel Arteta y escrita por Justin Malen (Father Figures), quien adaptó la historia del libro de Lichtenheld y Krouse Rosenthal.

Si hay algo que demuestra el reparto de “Yes Day” es el sentimiento de unión que crearon durante el rodaje.

“De corazón te voy a decir que esta película me cambió la vida, y Miguel lo hizo ya que el hacer esta película ha abierto unas posibilidades emocionales increíbles en mí y no puedo estar más que profundamente agradecido a él y a Jennifer, que me invitaron. Ellos son los culpables, almorcé con Jennifer y cené con Miguel”, afirma Edgar, el encargado de meterse en la piel de Carlos, el protagonista.

Y añade, “Cuando estábamos haciendo la película, eso lo hemos hablado con Miguel muchas veces y con Jennifer, yo sabía que hacer esta película era una terapia, y lo importante que sería hacerla por razones personales, como el amor que yo siento por mi familia, y lo duro que ha sido para mí y millones de venezolanos el ver la separación forzada que hemos vivido con nuestras familias. Nosotros terminamos de filmar dos semanas antes de la pandemia, o sea que después de pasar todo lo que hemos pasado, la película recobra un significado mucho más grande, mas importante y trascendente de lo que ya de por si tenía”.

 

Por su parte, Miguel asegura que el haber dirigido esta película y haberse embarcado en este proyecto fue gracias a Jennifer Garner.

“Me encanta ella, Jennifer me dijo: ¿quieres hacer una película que se llama “Yes Day”? Claro, le respondí, tenía que decir que si porque era algo que salía de su corazón. Ella lo ha hecho con su familia, pero también le dije, ¿tu esposo puede ser latino? Su respuesta fue un sí y de ahí salió mi sueño de poder hacer una película con Edgar Ramírez”.

El filme cuenta con múltiples mensajes, pero el más importante para el momento que estamos viviendo, es la unión familiar, asi lo asegura su protagonista.

“Nos demuestra que lo más importante es regalarles tiempo a las personas que más amamos y si algo esta pandemia nos ha enseñado, por lo menos a mí, es que el tiempo no lo tenemos garantizado. Me parece que eso ya de por si hace que esta película, cuando la gente la vea, la sienta, sea inspiración y se diviertan también. Además, que sientan esperanza de que esta pandemia va a pasar y la vamos a superar, y que pronto, incluyéndome a mí, ya que la última vez que vi a mi familia fue en diciembre del 2019 cuando hice mi “Yes Day” con ellos. Sabemos que es la realidad de millones de personas alrededor del mundo y por eso es que esperamos que este film pueda a invitar a creer y a esperanzarse de que pronto vamos a estar todos en el mismo lugar, nos vamos a poder abrazar y besar, y nunca volveremos a dejarnos ir”.

Un director puede ver cuando los actores se la están pasando muy bien en una película ya la que la cámara lo captura, en “Yes Day” no fue la excepción.

“Siempre estas soñando de que tengan la química entre ellos, y fue de inmediato ya que tuve la suerte de que estas cinco personas, esta familia, se querían muchísimo. Eso lo sentí en la primera mañana que empezamos a hacer la escena de comer helado por dos días, increíble, por eso me di cuenta de que teníamos la química para lograr, con ese objetivo, disfrutar de este film”.

Por eso es que el trabajo de Miguel ha sido muy alabado, por el reparto, y sobre todo por Edgar, quien además de describir la historia de la película como algo universal, ha contado que el buen trabajo del director les permitió descubrir que hacer comedia, es algo muy serio.

“Me invitó a mí a descubrir músculos actorales que ni siquiera yo sabía que tenía, como el hacer comedia, porque tienes que estar muy presente, y en la comedia no hay tiempo de procesar, de pensar. Creo y siento que Miguel brillantemente logra dentro de la película una cosa muy clásica del gran cine americano, una comedia muy parecida a esas comedias maravillosas de los años 50s en donde los actores hablan y no paran de hacerlo. Yo me siento muy agradecido con él porque fue una experiencia maravillosa”.

Allison y Carlos tienen la sensación de que dicen demasiado no a todo el mundo, sobre todo a sus tres hijos, y por eso deciden regalarles un día diferente: durante 24 horas los niños pondrán las reglas y los padres solo dirán que sí. Así es como terminan disfrutando un sinfín de aventuras.

¿Alguna vez has soñado con pasar por el lavado de autos… con las ventanas abajo?

¡Dale a tus hijos un #YesDay y quizás lo descubras!