Compositores

Jorge Luis Piloto…

Un breve recorrido al mejor protagonista de la música

 

Por Rossana Azuero

Como un diario, Jorge Luis Piloto abre sus páginas de vida para revelar, no solo el paso del tiempo, sino también el camino recorrido en la música, la vida vivida y la que le queda por vivir. Resumida en los hermosos momentos junto a sus amigos artistas, Piloto sí que sabe cultivar afectos que se engrandecen con su sencillez y esa naturalidad prodigiosa de quien compone y canta muy bien.

A Jorge Luis Piloto, un cubano que nació en Cárdenas, Matanzas, Cuba, un 15 de enero, le gustaba cantar de niño y gracias a un amigo de su infancia, con quien jugaba el béisbol a sus 12 años, lo acompaño a recibir clases de guitarra y es así como la maestra Perla More sin cobrarle absolutamente nada, le da clases por cuatro años.

“Pero a los 16 años me mudo a La Habana y me reúno nuevamente con mi mamá, ahí viví nueve años y en esa etapa es que empiezo a tener el contacto con la nueva trova cubana. Se escuchaban las canciones de Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Joan Manuel Serrat, Alberto Cortez y eso empezó a crearme una curiosidad, como era eso de hacer canciones. Fíjate que de la época de Cuba yo solamente he usado una canción “La mañana” y Luis Enrique fue el que la grabo, tenía 18 años cuando la compuse. Pero a quien le agradezco realmente es a Manuel Alejandro, el compositor español que yo tomo como guía, y tratando de acercarme a él encontré mi formula. Es más, con el tiempo tuve la suerte de coincidir con Manuel Alejandro en un estudio y ahí nos dio unos consejos invaluables, decía por ejemplo que cuando se escribe no se debe atropellar la letra ni la melodía, y eso es lo que yo he hecho en todas mis canciones. La gente cuando escucha una canción sabes que mía, eso quiere decir que logré un sello propio desde que me fui de Cuba”.

De ese viaje por los estados emocionales que ha tenido como autor, Piloto nos compartió.

“Uno fue en el 2010 cuando la Sociedad de Autores Americanos (Ascap) me dio un premio en los Ángeles que se llama “La Nota Dorada” (Golden Note) por mis 25 años de carrera de éxitos. Lo que tuvo de bonito el momento fue que Luis Enrique hizo un repaso de muchas canciones que fueron populares, es más Marco Antonio Solís fue a mi mesa a pedirme una foto, imagínate, a lo que yo le dije: no, el que tengo que tomármela soy yo pues usted es mi ídolo. Y esa emoción la viví cuando gané mi primer Grammy Latino, ya me habían nominado nueve veces y cuando escuché la canción ganadora, “Yo no sé mañana” grabada por Luis Enrique, di un salto en la silla que ni te cuento. Eso fue muy bonito de verdad”.

Su prolífica carrera como autor ha dejado muestras de su arte e inspiración para grandes artistas, pues su obra musical siempre enriquece las producciones de importantes intérpretes, que han logrado con su voz que sean para toda la vida.

En este breve recorrido al mejor protagonista de la música, sus amigos artistas reconocen muy bien la grandeza de su arte.

Gilberto Santa Rosa.

“Jorge Luis Piloto es un gran amigo que hice a través de la música. Es un excelente compositor y no puedo ser muy objetivo cuando voy a hablar de Jorge Luis porque hemos tenido una complicidad musical muy exitosa, por un lado, por otro lado, personalmente somos muy afines y le tengo una gran admiración y un gran cariño. Hablando de la música de Jorge Luis, para mí, él es un poeta urbano. Te puedo decir que es real y te digo real porque en su poesía cualquier persona, de cualquier nivel intelectual, puede entenderla y puede afectarse positivamente. Hay dos canciones que son muy especiales para mí, “Perdóname” y las razones son obvias porque ha sido una canción pilar en mi repertorio y yo la considero humildemente un clásico, y “Almas Gemelas” una canción que me la rescató Zoraida, su esposa, que estaba a escuchándolo componer y le dijo; eso suena a Gilberto. De mucho tiempo Zori se ha encargado de ser nuestra artista del repertorio en esta dupla de Piloto, Santa Rosa, entonces recuerdo esas dos con mucho cariño”.

Tito Nieves

“Cuando se habla de Piloto se habla de una persona muy noble. Muchas veces le pregunto: Piloto, ¿porque no cantas tus propias canciones? Y él dice, no, a mí lo que me gusta es componer. Yo le he grabado 19 canciones a través de los años, pero un día me toca la parte más difícil de esta carrera y es la muerte de mi hijo, cuando llego a casa lo llamo y le digo: necesito entrar al estudio, y él me contesta, ¿estás seguro? Y la primera canción que se abre es “Fabricando Fantasías”, cuando yo la apagué Piloto me dijo ¿Qué te pasa Tito? Y le respondo, No, esta es la canción para mí. Esa química que tenemos se la tengo que agradecer infinitamente. Solo puedo hablar maravillas de Piloto”.

Claudia de Colombia.

“Piloto cuando me abrió sus puertas fue súper gentil, él es todo un caballero, encantador, divino, es una linda persona. Yo vi el entusiasmo y la admiración de Piloto hacia mí, es más, me lo manifestó delante de ustedes y por eso me acordé de “Río Badillo” que en su letra dice; porque apacible fuiste conmigo al decir que sí, entonces yo le dedico esta partecita a Piloto, el no vacilo en decirme que sí. Él tiene muchas canciones muy buenas pero esas “Mentiras blancas”, eso quedó, Dios mío, tiene una melodía hermosa hecha para mí, si, está como un vestido, como un Oscar de La Renta… a la medida”.