La Universidad del Exito

Los 4 enemigos del Éxito

Por Daniel Rutois

Esta semana y la siguiente podrá leer dos de mis columnas preferidas y sin titubeos las que pueden aportar mayor beneficio a su futura vida financiera.

El título de hoy surgió de un comentario que me hizo una señora, por medio de un segmento de televisión.

Entre sus comentarios, me mencionó que visito mi página de internet, en donde leyó más de diez de mis columnas. Me dio gusto que me dijera, que le habían aclarado conceptos, pero también le había surgido una pregunta crucial.

¿Por qué no hablo de las razones por las cuales algunas personas llegan al éxito y otras no…? Todo un tema difícil de abordar en unas líneas, cuando se puede ver desde tantos ángulos.

Realmente de alguna manera u otra, se puede encontrar respuesta a esa inquietud en muchos de los artículos ya archivados, sin embargo, le agradezco la inspiración y es válida la pregunta, por eso decidí escribir al respecto, y qué mejor forma de hacerlo que nombrando a los “enemigos” del éxito.

Voy a nombrar cuatro enemigos peligrosos que a mi entender son 100% responsables del fracaso de mucha gente.

1. Entorno social. Yo estoy convencido, que su futuro depende en gran medida de las personas que lo rodean. Dicen que dinero llama al dinero, y yo creo que fracaso llama al fracaso… debe alejarse de la gente que yo llamo “TOXICA” esas personas con energía negativa, que siempre se están quejando de la vida y que le echan la culpa de sus pesares a otros. Esas personas envidiosas, sin metas y que sólo quieren sobrevivir y esperar que llegue el viernes para cobrar su cheque.
Por el contrario, debe acercarse a personas que hayan logrado lo que usted quiere lograr, o personas que tengan intereses o metas similares a las suyas y que juntos puedan llegar a cumplir sus deseos.
Busque personas que lo empujen a ir por más, personas que estén mejor que usted, en vez de personas que estén peor. Rodearse de gente que usted percibe en condiciones peores a la suya, para usted poder destacarse es un gran error.
Siempre mire y aprenda del que está mejor, y ayude al que está peor, pero mantenga la distancia, para no entrar en su juego de vida que no es el que usted busca.

Recuerde que debería pagar cualquier precio, por estar rodeado de gente extraordinaria.

2. Falta de motivación: Si usted no se levanta con ganas de vivir cada mañana, será muy difícil llegar al éxito. Se puede ser muy inteligente, haberse recibido de la mejor universidad y hasta tener mucho dinero, pero si no está motivado, además que no conseguirá sobresalir, no podrá disfrutar de la vida.

3. Conformismo: En muchos casos, el ver a su alrededor y darse cuenta de que hay gente que está en peores condiciones financieras que usted, lo lleva a conformarse con lo poco que tiene.
El tener salud lo lleva a pensar tengo lo más importante. Es una filosofía de vida de muchos y es verdad, pero es limitante e incentiva el conformismo.
Comparto que sin salud no tenemos nada, pero entienda que tener salud es una aspiración mínima de sobrevivencia, pero no debe constituir un pretexto para no ir por más.

4. El trabajo: Dejé para lo último al trabajo, porque de los cuatro enemigos que utilicé hoy, éste tal vez es el más dañino. Mucha gente deja pasar la vida por culpa de ese cheque seguro que recibe cada semana, y nunca se entera que pudo haber vivido muy diferente si hubiese perdido este trabajo.
En la mayoría de las personas exitosas que conozco o que leí de ellas, llegaron a ser exitosas, gracias a perder su trabajo y ese dolor los llevó a ser creativos, a descubrir sus talentos y a esforzarse por mejorar.

Muchas veces ese trabajo que usted protege y ruega que nunca se acabe, es su peor enemigo.

No estoy insinuando que renuncie ya a su empleo, pero sí que entienda que usted no depende de ese trabajo, por lo tanto, comience a planear en donde quiere estar en tres años, y sin tener que ser un vidente, podrá comprobar que ahí estará si se lo propone.

Si hoy está en el mismo trabajo y cargo de hace tres años, fue simplemente porque no visualizó en donde quería estar en el futuro cercano.

Estos son los cuatro enemigos que usted puede que tenga y que tal vez no lo sabía. No vea la vida como una guerra, sino como un camino a recorrer con muchos desafíos, pero como en toda guerra si no sabe quién es el enemigo, seguramente se pierde la batalla. Desde hoy, ¡aléjese de sus enemigos, y comenzará una nueva vida!

Hoy hablamos de los enemigos del éxito y la próxima semana hablaremos de los cuatro pasos que conducen al éxito; de esta forma tendrá el rompecabezas completo. La diversión es armarlo, forjar un futuro deseado, ¡superar los desafíos y disfrutar las curvas que le manda la vida!

¡Hasta la próxima semana!

Daniel Rutois
Motivador financiero & Negociador