Actores

Rubén Zamora

“Es encantador, amoroso y muy apasionado”

 

Por Rossana Azuero

Salvador Terán (Rubén Zamora) es el esposo de Rafaela, padre de Ingrid y Tomas en la telenovela “Buscando a Frida”, que se transmite de lunes a viernes a las 10:00 p.m. por Telemundo.

De su personaje, de alguna manera, Zamora admite que lo ha disfrutado muchísimo por lo bien escrito que estaba el guion.

“No siempre sucede que recibas un proyecto que este tan bien hecho como este, que te vaya llevando ya no como actor sino como lector, porque es una página tras otra y quieres otro capítulo, aun recibiendo veinte te quedas mordiéndote la uñas esperando que te den más. Mi personaje es Salvador Terán, un buen tipo que tiene cierto carisma, es encantador, amoroso, y muy apasionado en todo lo que hace, pero vive en el mundo de la familia Pons donde todo es dinero y poder, con lo que irá pasando por encima de los demás. Yo creo que él es bastante humano para vivir en ese mundo de fieras, pero a Rubén le sigue apasionando el arte y lucha por la Torre Pons, que se la quitaron, el lleva cinco años dando su vida por este proyecto, que es artístico, y eso es una injusticia, de hecho, lo va llevando a cometer muchas equivocaciones”.

Y acerca de esas esperadas escenas que se rodaron en “Buscando a Frida”, el actor nos cuenta.

“Me gustó mucho hacer esta serie porque el personaje de Salvador es muy complejo, en una escena está muy empoderado, en otra lo están humillando, en la otra trata de hacerlo bien y en la otra lo está haciendo mal. En el primer capítulo la primera escena, que es la fiesta en donde todos son felices, la única cosa fea que sucedes es que mi cuñado Abelardo me hace bullying y en esa escena me sentí muy mal, de verdad, me dejó un sin sabor. Pero claro, era parte de mi vida ya que muchos hemos pasado en algún momento por algo asi”.

Otro reto importante, nos asegura Rubén, fue el de tener los protocolos de seguridad durante el rodaje.

“Tuvimos un cuidado excepcional que lo comparamos con otras producciones. De verdad, que afortunados somos, fue como entrar a maquillaje y parecer que los de maquillaje entraban a una cirugía solo para cuidarnos. Yo me sentía como si entraba en una historia de ciencia ficción, increíble, pero es una realidad. Tenemos que acostumbrarnos, cuidarnos, y no solo por nosotros sino por toda la gente que nos rodea en el set, esperamos que esto se acabe pronto y quedarnos con lo mejor que nos dejó esta pandemia. Como actor si te puedo decir que han cambiado muchas cosas, para darte un ejemplo, ya no haces casting con gente como estábamos acostumbrados, ahora es con un video clip hecho en casa, o por Zoom, como ya tuve uno. Creo que todos estamos aprendiendo”.

También Rubén Zamora es escritor y cuenta con dos novelas de su autoría tituladas “Sobreviviéndome” y su continuación “Mañana, cuando sigamos vivos”

“Esta faceta tiene mucho que ver con contar historias. Como actor las cuento delante de una cámara o un escenario, y como escritor trato de hacer lo mismo, entonces tiene que ver una cosa con la otra, a mi hijo por ejemplo lo tengo loco porque me pregunta de las moscas y yo le cuento toda la historia que hay detrás de ellas. Pienso que me puedo poner un poquito pesado contando historias”.

Cocinar, es otra de sus grandes pasiones y asi lo confirma el artista español.

“Desde chiquito y por sircunstancias familiares empecé a cocinar para mis hermanos, desde los 8 o 9 años porque mi abuela vivía en otra casa y nosotros nos la pasábamos en su casa, eso sí, ella no era mucho de dar abrazos o besuquearte, pero te preparaba tu plato favorito, asi aprendí de ella a dar amor a través de la comida. En esta pandemia me volví más exquisito a la hora de cocinar, volviéndome más creativo aprendí a hacer pizza gracias a Karla, que era una compañera de maquillaje y me pasó la receta de su papá, aunque la fui cambiando un poquito. Es más, la primera que hice antes de la pandemia mi hijo me dijo que estaba incomible, la sigo usando para sujetar la pata de la mesa, (risas), pero ahora ya es un ritual y los viernes preparo varias pizas que nos duran el fin de semana”.

Realmente que Rubén Zamora sabe perfectamente lo que quiere y tiene una visión clara de cómo conseguirlo, por eso aporta una sensibilidad especial en todo lo que hace.